Cine

Crítica de ‘Infiltrado en el KKKlan’, una gamberra denuncia en la que no falla nada

'Infiltrado en el KKKlan' se estrena este miércoles 31 de octubre
Crítica de ‘Infiltrado en el KKKlan’, una gamberra denuncia en la que no falla nada
Crítica de ‘Infiltrado en el KKKlan’, una gamberra denuncia en la que no falla nada

‘Infiltrado en el KKKlan’, la nueva película de Spike Lee, se estrena este miércoles 31 de octubre. Aquí está nuestra crítica.

¿Quién ha dicho que una película no puede ser comprometida, crítica y gamberra a partes iguales? Esta es la pregunta que se debió hacer Spike Lee mientras construía ‘Infiltrado en el KKKlan’, largometraje protagonizado por John David Washington y Adam Driver, que llega a nuestros cines este miércoles 31 de octubre después de triunfar en Cannes.

El director nos lleva hasta losEstados Unidos de los años 60, un periodo de gran agitación social en el que se buscaba la igualdad de derechos entre blancos y negros. En medio de esa vorágine, Ron Stallworth decide apostar por lo que siempre había soñado y romper moldes convirtiéndose en el primer policía negro de Colorado Springs.

Una decisión que le lleva, tras una serie de acontecimientos, a infiltrarse en el Ku Klux Klan. Sí, un joven afroamericano, negro, introduciéndose en las filas de una organización que promueve la supremacía de la raza blanca. Una misión compleja y peligrosa para la que cuenta con la ayuda de su compañero Flip Zimmerman, judío.

A través de esta disparatada historia, que, como siempre ocurre con los disparates, está basada en hechos reales, Spike Lee denuncia la desigualdad y el racismo que siempre han existido y existirán en Estados Unidos. Una desigualdad y un racismo que vemos reflejados en la película de muchas maneras, activas o pasivas, y que van más allá de los insultos o ataques directos. Que ocupan todas las esferas.

Lo mejor de ‘Infiltrado en el KKKlan’ es que, pese a que algunos lo han entendido así, no es un panfleto lento y pesado, sino una cinta gamberra, divertida y cargada de humor negro que te hará reír en más de una ocasión. Y entre risas y sorpresas, saldrás de la sala de cine con esa terrible sensación que deja saber que aquello contra lo que se luchaba en los años 60 sigue envenenando nuestro planeta.

El director ha tenido la inteligencia de mandarnos este mensaje tan importante de una manera bastante diferente a la que estamos acostumbrados. Este tipo de largometrajes protesta suelen venir acompañados de un tono solemne, oscuro, frío, pero en ‘Infiltrado en el KKKlan’ ocurre todo lo contrario. Es cálida, es magnética y es atrevida.

¿Voy al cine a verla?

Nuestra recomendación es que apuestes por esta cinta de Spike Lee y vayas a disfrutarla al cine. Es cierto, ‘Infiltrado en el KKKlan’ es una de esas películas que puede generar todo tipo de respuestas, pero precisamente ese es uno de sus puntos fuertes: no deja indiferente a nadie. Si buscas algo distinto, entretenido y en lo que todo esté correcto, con buenas interpretaciones y un mensaje claro, no lo pienses dos veces.

Rosa te recomienda también:

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además