Cine

Crítica de ’15:17 Tren a París’: Clint Eastwood presenta una película más fallida que el atentado en el que se basa

Crítica de ’15:17 Tren a París’: Clint Eastwood presenta una película más fallida que el atentado en el que se basa
Crítica de ’15:17 Tren a París’: Clint Eastwood presenta una película más fallida que el atentado en el que se basa

Clint Eastwood ha querido sacar a la luz una nueva apuesta cinematográfica: ’15:17 Viaje a París’. Trata de la historia de un atentado yihadista fallido cuyos protagonistas de la historia también lo son en este largometraje. ¡Te lo contamos!

El director de ’15:17 Tren a París’, Clint Eastwood, siempre ha sido un apasionado de las historias donde los considerados ‘héroes’ estadounidenses han sido protagonistas. Lo ha dejado más que patente en largometrajes como ‘El Francotirador’ (2014) o ‘Sully’ (2016). Por tanto, ahora ha sido el momento perfecto para plasmar en el cine aquel fallido atentado yihadista el 21 de agosto de 2015 en el tren Thalys de Ámsterdam a París.

Coincidió con los protagonistas del suceso en una entrega de premios y, en ese preciso instante, decidió que ellos mismos fueran también los encargados de interpretarse a ellos mismos en esta peculiar historia. Lejos de que todo quedara ahí, el propio Clint Eastwood quiso reunir a todos y cada uno de los pasajeros que viajaban en ese tren en ese mismo instante.

A primera vista, todo parece realmente fascinante. Pero, siendo honestos, todo esto solamente ocurre en los últimos diez minutos de la película. ¿El resto? Eastwood ha querido centrarse en describir cómo era la amistad entre Spencer Stone (soldado de las fuerzas aéreas), Alek Skarlatos (miembro de la Guardia Nacional. Acudió a Afganistán pero no llegó a entrar en combate) y Anthony Sadler.

La historia de ’15:17 Tren a París’ comienza contando cómo, desde 2005, Spencer, Alek y Anthony comenzaron su amistad durante su estancia en un colegio católico en Sacramento. Eran habituales visitantes en el despacho del director y no por buenas cuestiones. Siempre habían tenido mucha admiración a las armas y su sueño era llegar a ser parte del ejército estadounidense.

Fue pasando el tiempo y apreciamos la cantidad de intentos que tuvo que hacer Spencer para entrar en una determinada división militar cuyo objetivo es salvar heridos. Finalmente no es admitido por problemas de visión. A pesar de eso, perteneció a otro cuerpo del ejército y, como descanso, quiso organizar junto a Alek y Anthony el que sería el viaje de sus vidas. Pasarían por países como Italia, Alemania, Holanda, Francia y España. A este último destino jamás llegaron.

Los diálogos en la película dejan mucho que desear. Gran parte de la pieza audiovisual está marcada por secuencias donde se ven a los protagonistas en diversos hostales, visitando el Vaticano, pasando por el búnker donde murió Hitler, entre otras muchas cuestiones. Situaciones que pasan desapercibidos y que no aportan mucho a la historia. Eso sí, en su visita a una discoteca de Ámsterdam, es donde podemos ver a Clint Eastwood en su esplendor.

Durante el famoso atentado, surgieron una serie de casualidades. Los tres, que tenían billete en turista, decidieron pasarse al vagón de ‘Primera clase’ para utilizar el WI-FI. El terrorista, Ayoub El Khazzani, salió con un fusil de asalto, pistolas y con una mochila repleta de cargadores. Se encuentra con un ciudadano francés (que desaparece y, por temor, permanece en el anonimato). La suerte está de parte de los tres jóvenes que, al enterarse de lo que estaba ocurriendo, decidieron reaccionar. El terrorista disparó a Spencer pero, con suerte, se le encasquilló el arma.

Clint Eastwood siempre se ha caracterizado por ser uno de los cineastas más rápidos de nuestra era. Tanto es así que nunca reescribe los guiones, termina de rodar días antes de lo previsto, entre otras muchas cuestiones. Está claro que ’15:17 Tren a París’ no es una de sus mejores películas puesto que la música no tiene sentido en la historia, se centran en momentos y situaciones muy vagas y, lo realmente importante, queda en un segundo plano.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además