Gran Hermano

Así fue el momento más surrealista de ‘GH VIP 6’ que tantas críticas ha generado

¡La audiencia no lo puede creer!
Así fue el momento más surrealista de ‘GH VIP 6’ que tantas críticas ha generado
Así fue el momento más surrealista de ‘GH VIP 6’ que tantas críticas ha generado

GH VIP 6 nos ha hecho presenciar un gran número de momentos, tanto buenos como malos, pero hay uno surrealista que se ha llevado la palma. ¡Qué de criticas ha generado!

GH VIP 6 está viviendo un gran número de momentos cargados de emociones y de mucho sentimiento. Es más que evidente que está siendo una de las ediciones más completas de los últimos tiempos. ¡En todos los aspectos posibles! La audiencia está disfrutando mucho, no cabe duda.

Tanto es así que recientemente se ha vivido una situación que no ha dejado absolutamente indiferente a nadie. Cuando un concursante es llamado a acudir a la sala del “más allá” es porque recibirá la visita de una persona muy querida y muy especial, ¿no es así?

En el Debate de GH VIP 6, el Súper decidió llamar a Makoke para que fuera, inmediatamente, a esa sala. Es allí cuando se encontró nada más y nada menos que con Laura Matamoros, es decir, la hija de su ex pareja. Nadie entendía absolutamente nada, ¡y menos cuando ambas se abrazaron fuertemente!

Lejos de que todo quedase ahí, Makoke repitió una y otra vez a Laura Matamoros lo sumamente guapa que estaba. Preguntó por su hijo, por Javier Tudela, Ana Matamoros e, incluso, por el propio Kiko Matamoros. Fue un encuentro mucho más cariñoso por Makoke que por Laura, que estaba emocionada pero, a su vez, mantenía las distancias.

Recordemos que la labor de la hija de Kiko Matamoros en GH VIP 6 era, por supuesto, esconder una bola en la casa. Quien la encontrase, tendría la posibilidad de lanzar una pregunta a la audiencia y que ésta respondiera con total sinceridad. La encargada de encontrar esta bola fue, caprichosamente, Makoke.

Las redes sociales no entendían ese encuentro. Muchos creen que, después de todo lo que se han dicho en los platós, ha sido un cara a cara un tanto falso. Se miraban, se abrazaban, se emocionaban… Pero no transmitían absolutamente nada. Un encuentro surrealista que, a pesar de todo, no dejó indiferente a nadie.

Redacción te recomienda también:

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

Te interesará además